El comercio informal

por Carolina Trevizo

El comercio informal generalmente está asociado con actividades ilegales que perjudican la economía del país, sin embargo, ¿alguna vez nos hemos preguntado qué significa exactamente ésta actividad para México?

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en nuestro país 25.5 millones de personas se desempeñan en la economía informal. Lo cual significa que casi el 25% de la población total del país se dedica a éste tipo de negocios.

La más reciente encuesta del Subsector Informal en México, elaborada por el INEGI, indica que en el 2001 la actividad informal alcanzó 663 mil 104 millones de pesos, lo que representó 12.5% del PIB total del país y según la OIT, en 1998, el 64% de la población económicamente activa trabajaba en actividades informales urbanas y rurales.

Negar que el comercio informal sea una parte fundamental de la economía mexicana sería negar la realidad de millones de familias que viven de ello. ¿Cuál es, entonces su principal causa?

El profesor de negocios del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México, Jorge Soto Romero, comenta: “la economía informal se constituye por todas aquellas actividades económicas que, sin ser criminales, tampoco están totalmente registradas, reguladas y fiscalizadas por el estado en los mismos espacios en que otras actividades similares si lo están”.

Por lo que, simplemente se trata de personas que no han encontrado trabajo en otros lugares por distintas situaciones o circunstancias, como Mario Martínez, comerciante de la Colonia Independencia en la Pulga Puente del Papa en Monterrey.

“Uno está aquí por necesidad, desgraciadamente ya con la edad que tiene, a uno no le dan trabajo, y pues tiene que trabajar para sacar adelante a la familia, antes estaba en la música, pero casi no nos daban chamba, era casi perder el tiempo, así que tuve que venirme para acá” recuerda el comerciante.

Las razones para incursionar en este tipo de actividades son diversas, según un estudio realizado por Abel Pérez Ruiz, experto en estudios sociales, “el comercio informal es la alternativa inmediata que existe para aquellas personas que se ven impedidas de acceder al mercado de trabajo, básicamente por su escasa calificación laboral; de igual manera, es la salida para mucha gente desempleada o despedida. Sin embargo, esta actividad es además una mejor oportunidad de ingreso económico, ante los bajos salarios existentes en nuestro país”.

El jefe de sindicato del mercado en Nuevo León, La pulga Puente del Papa, Rosendo Rivera habla acerca de las razones que él conoce de porqué existen éste tipo de comerciantes.

“Nosotros somos comerciantes de la tercera edad en su mayoría, que por alguna u otra causa ya no encontramos trabajo en otro lugar, somos desempleados de medio tiempo, solo venimos aquí sábado y domingo” comenta el señor Rivera.

Según Lucía Rosales, del Global Labour Institute, “desde la década de los setentas, los países latinoamericanos sufrieron los impactos de la globalización financiera, las políticas económicas tras la crisis de la deuda no hicieron más que acentuar las dificultades y las diferencias sociales y económicas. A pesar de que las inversiones externas aumentaron, el crecimiento económico no generó nuevos puestos de trabajo ni tampoco un mayor desarrollo regional”.

Y es que, sorprendentemente muchos de estos comerciantes son profesionistas, lo que nos hace pensar que la preparación escolar no es un obstáculo o una causa para la informalidad en el comercio, lo que sucede es que no hay fuentes de trabajo y es difícil crearlas a consecuencia de los largos y difíciles trámites que existen en el país para crear nuevas fuentes de empleo.

Abel Pérez Ruiz, en un estudio realizado en la ciudad de México, encuestó a más de doscientos comerciantes informales y los resultados fueron sorprendentes.

“En lo relativo a su grado de escolaridad, el 2.5% era analfabeta; el 53% tenía un nivel bajo, es decir, entre la instrucción primaria y secundaria; mientras que el 41.5% poseía un nivel alto, entre bachillerato y licenciatura. Este último porcentaje me resultó interesante, porque se trataba de individuos que tenían la posibilidad de ingresar al mercado laboral, pero que consideraban más redituable esta actividad” aseguró el investigador.

Así mismo, Martín Carlos Ramales Osorio, economista y profesor de Universidad Tecnológica de la Mixteca, asegura que la falta de fuentes de empleo son los difíciles trámites que existen en nuestro país lo que dificulta la creación de trabajo formal.

“Son muchas y variadas las causas de la informalidad, pero en México se identifican principalmente las insuficiencias del actual modelo de desarrollo y el exceso de trámites a realizar para abrir un negocio formal, de cualquier tamaño y de cualquier giro de actividad” asegura el profesor.

El periodista José Gonzáles Méndez, asegura que “en materia de empleo se hacen distintos cálculos sobre las pérdidas generadas por los trámites. El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), por ejemplo, estima que la larga espera para abrir un negocio (57 días en promedio) inhibe la creación de alrededor de 136 mil fuentes de trabajo e inflinge costos económicos del orden de mil 282 millones de pesos”.

La contrastante diferencia entre un comercio formal y uno informal son 55 trámites, ya que, por ejemplo, los comerciantes de La Pulga del Puente del Papa en Monterrey, solo tienen que proporcionar sus datos y comprobantes de domicilio y posteriormente hacer sus pagos correspondientes de $30 pesos diarios por el espacio que ocupan para formar parte del sidicato.

No hay duda de porqué el comercio informal es una opción viable para las personas de escasos recursos, ya que el dinero y el tiempo que se ahorran en trámites lo pueden utilizar para mejorar la economía de su familia.

El CEESP asegura que “la proliferación de reglamentos y trámites, que se transforman en un número abundante de leyes, provocan el encarecimiento de actividades productivas, debido a que se deben destinar recursos [tiempo, dinero y esfuerzo] para acatarlas. Cuando este costo se eleva, las empresas tienen un incentivo económico para evadirlas”.

Rosendo Rivera explica “lo que pasa es que este tipo de comercios le da de comer a sus familias, a veces, aunque no sea correcto, las familias recurren a la piratería o el contrabando por que sale más barato y ellos tratan de sobrevivir, de sacar a su gente adelante”.

Según el economista Martín Ramales “una persona que vende comida en una esquina y un micronegocio no registrado se consideran informales por estar al margen de la ley, pero la diferencia entre ellas radica en el hecho de que la primera sólo obtiene de su actividad lo suficiente para subsistir, mientras que la última se mantiene en la informalidad por los beneficios que trae consigo como es el de incrementar de manera progresiva su capital. Estamos hablando, por tanto, de una economía informal de subsistencia, por la ausencia de empleos en el sector formal,  y otra de alta rentabilidad”.

Un ejemplo de ello es el Señor Teófilo Hernández, quien comenzó su negocio en la Pulga del Puente del Papa hace ya más de 20 años.

“Con ese negocio les di estudios a mi hijos, son seis de familia, y pues ellos ya tienen todos sus carreras y ellos… pues ellos ya viven bien” asegura el Señor Teófilo Hernández.

Así pues, podemos concluir el palabras de Abel Pérez Ruiz “la informalidad es, en muchos sentidos, el contenedor de la inconformidad social ante el cada vez más adverso panorama económico, y de igual manera es el reducto para quienes las políticas de flexibilización, de libre mercado y de recorte al gasto social, sólo han significado ver deterioradas sus condiciones materiales de vida”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: