La lectura de hoy

por Alejandra Chapa

Comunicar, recrear, expresar, formar, impulsar, plantear, transmitir e interpretar son algunas de las diversas funciones que cumple la lectura en la sociedad, pues la mejor manera de poder estar bien informado es leer, sobre todo en este mundo globalizado, ya que la época actual está en constante transición, con innumerables cambios, donde las personas se rigen por simple conocimiento, por lo que sirve como materia prima para difusión y uso de la información, como una llave de acceso al conocimiento.

México trata de estar al nivel de los países primer mundistas, pero antes de hacer tratados comerciales o vínculos económicos es de suma importancia comenzar desde lo más básico, como es la lectura, como la base de la cultura de los ciudadanos, ya que iría de la mano con el grado de educación de la República.

Actualmente el país mexicano es uno de los más bajos en cuánto a nivel de lectura se refiere, ya que se cuentan con datos de diferentes fuentes importantes que demuestran la pobre cantidad de libros que se leen al año.

El presidente de la República Vicente Fox Quesada, señaló recientemente que en nuestro país existen 32 millones de jóvenes y adultos que no saben leer y escribir, o cuyos niveles de estudio han sido mínimos.

Al respecto, la OCDE y la UNESCO, presentan datos sobre el panorama de la lectura en el  mundo, donde México ocupa los últimos lugares en el contexto internacional y regional. Esta grave cifra fue reconocida desde el sexenio pasado por el expresidente Ernesto Zedillo y por el actual mandatario Vicente Fox Quesada, así como por las diversas instituciones educativas y culturales del país.

Al hacer referencia a esta situación, el gobierno mexicano ha externado que la indiferencia de los mexicanos ante la lectura de calidad mantiene al país inmerso en una progresiva catástrofe silenciosa, que de acuerdo a las últimas cifras difundidas por la UNESCO, México ocupa el penúltimo lugar en hábitos de lectura de una lista conformada por 108 naciones del mundo, con un promedio de lectura de 2.8 libros anuales por habitante, cifra muy alejada de los 25 volúmenes recomendados por este organismo internacional.

Por lo que el gobierno de la República se preocupa por esos bajos niveles, más no comentan los planes de acción o ideas con las que cuentan para poder cambiar esta terrible situación, aceptan la realidad de las estadísticas pero de cierta manera echándole toda la culpa a los mexicanos.

La lectura, en especial la de libros, es un factor fundamental para el crecimiento económico, político, social y cultural de las personas y de la nación. El nivel de desarrollo del país puede medirse por el número y la calidad de sus lectores, así como por la infraestructura que sostiene a la lectura y la escritura.

La escasa cultura de lectura da como resultado que los mexicanos lean menos de un libro al año, ya que hasta hace algunos años sólo se contaban con 400 librerías en todo el país.

“Una idea errónea es creer que leer es repetir las letras escritas. Leer es comprender y leer literatura. En especial la poesía, además de movernos una serie de mecanismos que actúan sobre la imaginación o el intelecto, influye en nuestros instintos, nuestros afectos y nuestra intuición”, comentó el poeta Armando Alanís Pulido, sobre lo que para él significa leer.

La televisión y la tecnología parecen apurar la extinción de los libros, pues la sociedad de hoy en día es más visual, se guía más por imágenes, por el ojo humano, más que por lo que puede leer, por eso es que cada vez los medios impresos, como periódicos, revistas e incluso libros muestran más fotografías o gráficas que simple texto.

Según datos de la Universidad de Colima, el 21% de las familias en México no tienen ningún libro en su casa; el 16% tienen entre uno y cinco; el 14% entre seis y diez libros; el 15%, entre once y veinte; y el 32% más de veinte libros.

Entre las familias que tienen más libros en sus hogares los más comprados son diccionarios 85%, Biblias 75%, enciclopedias 66%, literatura 45% y libros sobre ovnis 25%.

De acuerdo a la Encuesta de Consumos Culturales del CONACULTA en el 2006 las estadísticas demuestran que Monterrey es la ciudad con más alto índice de lectura en todo el país.

“Yo pienso que la gente ya se dio cuenta de que los libros están ahí al alcance de la mano, que cualquier día pueden tomar cualquiera y leerlo, sin poner de pretexto que no tiene tiempo para hacerlo, esa fue una de las principales razones por las que comencé el proyecto de Acción Poética”, agregó Alanís sobre los cambios que en lo personal ha percibido en los regiomontanos por la labor que realiza como poeta.

“A través de la narrativa generamos un espacio donde la memoria se muestra como hecho colectivo y nos permite recuperar nuestra historia y, por lo tanto, nuestra identidad, de este modo nos ayuda a reconocernos como sujetos activos en la  construcción de nuestra cotidianeidad”, puntualizó Herber Banda, fundador y director del grupo Zurcidores de Cuentos, acerca de la importancia de la propia esencia de las personas y como esto se ve reflejado en el lenguaje.

“Los `zurcidores´ tienen el objetivo de ofrecer un estímulo para el desarrollo del lenguaje y  del vocabulario porque, en la medida, que éstos enriquezcan la creatividad y la fantasía podrán desarrollar un análisis crítico y síntesis para resolver los problemas cotidianos”, aseguró Herber Banda sobre la importancia de leer y como esto ayuda a las personas en su propio desarrollo.

“Zurcidores de Cuentos, no es sólo una narración, si no que es el rescate de la palabra y de la identidad de los mexicanos, ya que se defiende nuestro idioma”, comentó Banda sobre la importancia de la literatura.

La mayoría de los estudiantes del ITESM, Campus Monterrey de alguna manera se sienten obligados a leer, ya que lo hacen por tareas o exámenes que tienen en las diferentes materias durante el semestre y no por simple gusto. Los alumnos cuestionados respondieron que por lo general leen artículos, libros, revistas y periódicos para sus trabajos.

El periódico lo leen por Internet o los fines de semana porque tienen más tiempo, si es que en sus hogares tienen suscripción. Las revistas que leen por gusto son más que nada de entretenimiento, aunque también especializadas vía electrónica. De igual realizan consultas de libros electrónicos para sus diversas investigaciones o los piden para que les lleguen por paquetería hasta la puerta de su casa.

Según las estadísticas del CONACULTA del nivel de lectura en nuestro país para el año 2005, los mexicanos leen en promedio dos horas o menos a la semana, la mayoría leen libros escolares, se leen 2.9 libros al año, siendo en su mayoría comprados y los tienen en la biblioteca de su casa. Las principales razones por las que las personas no leen por falta de tiempo, porque no les gusta o porque prefieren invertir su tiempo libre en otras actividades.

Los periódicos más leídos son en su mayoría de tipo regional o local, después nacionales y deportivos. Las revistas son en su mayor parte de espectáculos o de temas femeninos como moda, decoración, entre otros. Las historietas que más se leen son cómicas, de aventuras o eróticas.

Los niveles de educación más altos son los que más leen, es decir de universidad hacia abajo, de igual manera en los niveles socioeconómicos más altos es donde más se lee yendo en forma descendente. En cuánto a la geografía el Distrito Federal, después la región Noroeste, Centro, Sur, Noreste y Centro-Occidente. Por lo que esto demuestra que en las ciudades donde hay más población es donde más se lee.

Existen dos fines por los cuales se lee, ya sea por entretenimiento o por utilidad, el primero es cuando leer se encuentra entre sus primeras tres actividades de tiempo libre, mientras que el segundo es por cuestión de trabajo o de escuela.

Es necesario desarrollar una capacidad lectora en los diferentes niveles educativos y socioeconómicos del país, sobre todo en los niños pequeños para que se les vaya forjando el hábito, así lograr tener una mayor eficiencia, conocimiento, para afrontar mejor los retos del futuro, con habilidades mejor enfocadas. Leer es comprender, leer para ser mejores, leer para ser sensibles, leer para aprender, leer para ser cultos y leer por diversión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: